Daikin VRV IV: 3 estándares revolucionarios

Daikin ha desarrollado una nueva serie dentro de su gama de sistemas de climatización inteligente VRV IV, se trata del VRV IV de Recuperación de Calor, que aprovecha el calor de las oficinas, instalaciones hoteleras o salas de servidores, entre otros, para proporcionar calefacción a otras zonas o incluso producir agua caliente de forma gratuita.

Cabe destacar que la función de recuperación de calor permite reducir los costes y aumentar la eficiencia energética del sistema hasta un 15%, además de que en funcionamiento a plena carga,  y gracias a la tecnología de Temperatura de Refrigerante Variables, la eficiencia estacional ha aumentado un 28% respecto a la anterior serie VRV III.Por otra parte, gracias a la recuperación de calor es posible lograrvalores COP de hasta 10.

Para ello, Daikin ha mejorado en su nueva serie VRV IV de Recuperación de Calorla tecnología a 3 tubos, que requiere menos energía que a 2 tubos y, por lo tanto, proporciona una eficiencia considerablemente mejorada cuando opera en modo de recuperación de calor. Esto se debe a que cuenta con tubos dedicados para gas, líquido y descarga, pudiendo trabajar en temperaturas de condensación baja. En cambio, en un sistema de 2 tubos, el gas y el líquido se mezclan durante su transporte, por lo que la temperatura de condensación debe ser más alta lo que supone utilizar más energía para recuperar el calor, siendo su eficiencia menor.

Además,  el sistema de 3 tubos permite un flujo de refrigerante fluido con una eficiencia energética más alta, ya que emplean 2 tubos de gas de diámetro menor, frente al sistema de 2 tubos en el que el diámetro de los tubos es mayor, lo que provoca mayores caídas de presión y, en consecuencia, que el flujo de refrigerante sea interrumpido.

Igualmente, el sistema VRV IV de Recuperación de Calor incluye cajas BS individual y múltiples totalmente rediseñadas. Las nuevas cajas son más fáciles y rápidas de instalar, son más compactas y ligeras, requieren menos puntos de soldadura y cableado, y permiten salidas sin conectar de reserva o futuras ampliaciones. Además gracias a la mejora de la tecnología de recuperación de calor no se necesita ecualizar la presión de todo el sistema después de un cambio de modo en una unidad, esto es, todas las unidades interiores que no estén cambiando de refrigeración a calefacción o viceversa, continúan climatizando en el modo en el que estaban operando.

Los tres estándares revolucionarios del sistema VRV IV

 

El sistema VRV es una tecnología de climatización inteligente que revolucionó el sector hace cerca de 30 años. El sistema, que actualmente se encuentra en su cuarta generación, da respuesta a los exigentes requerimientos de la arquitectura moderna, ya que permite mejorar el rendimiento y aumentar el ahorro energético, al tiempo que ofrece la posibilidad de controlar, de forma individualizada, la temperatura en las distintas estancias, hasta el punto que es posible disfrutar de refrigeración y calefacción de forma simultánea en distintas zonas de un mismo edificio.

Cabe destacar tres importantes innovaciones que son la base del sistema VRV IV: la incorporación de latecnología de Temperatura de Refrigerante Variable (VRT), la calefacción continua sin interrupciones durante los períodos de desescarche y la incorporación del configurador VRV.

En lo que concierne a la tecnología de Temperatura de Refrigerante Variable, el sistema VRV IV tiene capacidad para ajustarse continuamente a la temperatura de evaporación en batería, a fin de que pueda coincidir con la capacidad real necesaria y, de este modo, proporcionar eficiencia estacional en todo momento. Por ejemplo, en refrigeración podrá variar la temperatura en batería desde los 6ºC, standard en VRF, hasta los 16ºC. Con ello, es posible lograr una eficiencia estacional mejorada de un 28%, además de permite disfrutar de mayor confort al adaptarse a los requisitos del edificio. Gracias al ajuste automático de la temperatura del refrigerante, se logran temperaturas de impulsión del aire más elevadas, evitando corrientes de aire frío.

Por otra parte, el sistema VRV IV se caracteriza por continuar proporcionando calefacción incluso durante el desescarche, un proceso que ha de realizars cualquier bomba de calor trabajando a bajas temperaturas para eliminar la escarcha que se produce en la batería cuando las bombas de calor operan en modo de calefacción. Esto se ha conseguido con la incorporación de un exclusivo elemento de acumulación de calor, gracias a sus propiedades de cambio de fase, y un método de desescarche alternado, que evita la caída de temperatura en el interior. Con ello VRV IV se convierte en un sistema perfecto de calefacción.

Igualmente el sistema incorpora un configurador VRV, consistente en un software, con una interfaz intuitiva con pantalla de 3 dígitos y 7 segmentos, que facilita su puesta en marcha, configuración y personalización.

El sistema VRV IV se puede combinar con una amplia gama de unidades de ventilación, hidrokits de producción y recuperación de agua caliente, cortinas de aire Biddle y las últimas unidades Round Flow Cassette de Daikin, que cuentan con un filtro de autolimpieza diario que reduce el consumo de energía durante todo el año hasta en un 50%. La unidad Round Flow Cassette  también dispone de un sensor de presencia que ajusta la temperatura o apaga la unidad cuando no hay personas en la estancia, lo que permite un ahorro de hasta un 27% de energía.

 

Para más información sobre la tecnología VRV IV Recuperación de Calor, Daikin ha lanzado un minisite dentro de su propia web: http://www.daikin.es/minisite/vrv-iv/index.jsp

RXYQ38-40T

 

 

 

 

 

 

 

 

El desescarche es necesario

Las bombas de calor son conocidas por su alta eficiencia energética en calefacción, pero acumulan hielo durante este proceso. Esto ocurre con más frecuencia entre -7 y +7°C cuando hay más humedad en el aire, lo que hace que se produzca escarcha en el intercambiador de calor de la unidad exterior.El hielo debe fundirse periódicamente mediante la función de desescarche para que la unidad pueda continuar proporcionando la calefacción necesaria.El desescarche invierte el ciclo de refrigeración, lo que hace que la unidad conmute a estado de apagado o refrigeración, provocando a su vez, una caída de temperatura y una reducción de los niveles de confort dentro del edificio.El sistema VRV IV ha cambiado el paradigma de calefacción proporcionando calefacción incluso durante el ciclo de desescarche, eliminando de esta forma, las caídas de temperatura en el interior y proporcionando confort en todo momento.